Juegos de Mesa Medievales

Si lo que te gustaría es pasar un buen rato con tus amigos o tu familia y sabes que con un divertido juego de mesa lo vas a lograr, has llegado al lugar indicado.

Te presentamos una selección de juegos medievales, desde el mítico ajedrez (nacido en el siglo VI) con sus diferentes versiones según gustos, hasta llegar a los juegos actuales de estilo medieval o mecánicas medievales como Catan, Carcassonne o el popular Risk versión ¨El señor de los anillos¨ o ¨Juego de Tronos¨.

Estilo Medieval

Construir tu propio Imperio, usar tácticas y estrategias, conquistar el territorio rival. Todo esto y mucho más podrás realizar con los fabulosos juegos de mesa medievales actuales.

¿Por qué dedicar mi tiempo a un Juego de Mesa?

Como bien muchos sabréis, la sensación física de un tablero y el poder interactuar en primera persona con tus rivales o compañeros no tiene comparación al resto de experiencias. Un juego de mesa rodeado de la correcta compañía puede resultar más divertido que un videojuego.

Si además, se trata de juegos en los que existe un alto grado de negociación, poder hacerlo mientras os relajáis tomando vuestra bebida favorita culminará en una extraordinaria velada.

Desarrollo social e intelectual

Los juegos de mesa nos ayudan a mejorar nuestra toma de decisiones, las cuales nos pueden llevar a momentos indeseados que nos harán aprender o a momentos de gloria con los que poder disfrutar.

También es importante la psicología en este tipo de juegos, pues de ella depende que nuestras negociaciones o intenciones lleguen a buen término.

La agilidad mental, la concentración, la memoria, el pensamiento lógico y el pensamiento matemático son otras de las muchas razones que hacen de estos juegos una verdadera herramienta de aprendizaje para en primer lugar, los más jóvenes, pero también para los mayores puesto que nunca dejaremos de aprender.

Crear tus propias estrategias o tomar la iniciativa en un momento delicado de la partida pueden marcar el futuro de tus tardes de juego y hacer reír o llorar a tus oponentes.

Si a todo esto le sumamos la diversión que provoca hacerlo junto a tus seres de confianza, habremos conseguido una experiencia muy positiva digna de los mejores hogares.

Te puede interesar...

logotipo de Época medieval en tamaño pequeño